datosperu.org

Web del Proyecto Open Data Peru

Una web que busca democratizar y propalar la información que el Estado posee sobre: Empresas, Teléfonos, Leyes y Registros de Marca

Normas Legales Oficiales Relacionadas a Empresas u Organismos en el año 2010 , mes de Enero , fecha 08/01/2010

Si dese vizualizar el documento entero como pdf click aqui.

Páginas


Texto de la página 70 de Normas Legales relacionadas a empresas u organismos peruanos



410632

NORMAS LEGALES

El Peruano Lima, viernes 8 de enero de 2010

de fecha treinta y uno de marzo que ordena constituirse al centro penitenciario a efecto de verificar el registro de cuaderno de visitas? manifestó que "... igualmente esta fue una omisión efectuada por Secretaría..."; Décimo Segundo.- Que, tal como se señaló en el sexto considerando, de conformidad con el artículo 266 inciso 8 de la Ley Orgánica del Poder Judicial el secretario de Juzgado es el responsable de cursar las notificaciones de las resoluciones al día siguiente de su expedición, obligación que no fue cumplida por el mismo; Décimo Tercero.- Que, si bien es cierto en los delitos cometidos por la imprenta u otros medios de publicidad el Juez puede incorporar medios probatorios al proceso, como director del mismo debió supervisar que el secretario judicial cumpla con notificar dichas actuaciones o pruebas de oficio a las partes procesales en cautela de su derecho de defensa; sin embargo, no se ha acreditado que dicha omisión de supervisión se haya debido a un propósito de favorecer deliberadamente al querellante Fernando Zevallos, por lo que el hecho por sí mismo no implica una conducta de gravedad tal que justifique la imposición de la sanción de destitución, sino de una menos drástica que corresponde aplicar al Poder Judicial; Décimo Cuarto.- Que, en lo que respecta al cuarto cargo imputado, Sally Bowen, por escrito de 11 de abril de 2005, señala expresamente "... Señor Juez, he tomado conocimiento que la semana pasada Usted se ha apersonado al Establecimiento Penitenciario de Reos Primarios "San Jorge", con la finalidad de verificar la visita que en el año 2001, realicé personalmente para visitar al señor Oscar Lizardo Benites Linares, así como mi colega Jane Holligan. Únicamente con el propósito de contribuir a su investigación, debo informarle que las visitas realizadas por mi persona y por mi colega Jane Holligan se efectuaron en los meses de agosto y octubre del año 2001. En todo caso, solicito a usted se sirva verificar este hecho personalmente", lo que acredita que Sally Bowen, parte del proceso, tenía pleno conocimiento de los actos procesales expedidos en auto, no habiendo ninguna de las partes procesales solicitado la nulidad de ninguno de dichos actos, por lo que se le debe de absolver del presente cargo imputado; Décimo Quinto.- Que, en lo atinente al quinto cargo imputado, no se ha acreditado que el señalamiento de lectura de sentencia al día siguiente de recabada la prueba de oficio sin notificar a la parte inculpada se haya debido a alguna intención de favorecer deliberadamente al querellante Fernando Zevallos, por lo que, como se ha mencionado en muchas oportunidades si bien es cierto el procesado tenía la obligación de supervisar que el secretario cumpliera con su obligación de notificar las actuaciones o pruebas de oficio, dicha conducta por sí misma no justifica la imposición de la sanción de destitución sino otra menor que corresponde adoptar al Poder Judicial; Décimo Sexto.- Que, finalmente respecto al sexto cargo imputado, si bien es cierto la querella estuvo bajo el dominio del procesado, puesto que de conformidad con lo declarado por el secretario del Juzgado Nelson Guillermo Yampufe después que el expediente quedó expedito para resolver, hasta la emisión de la sentencia el mismo estuvo en el despacho del procesado, al realizar el análisis del segundo, tercer y quinto cargos imputados, se ha concluido que no se ha llegado a acreditar que el procesado haya tenido algún interés subalterno para favorecer al querellante, sino simplemente falta de control sobre el secretario del Juzgado, por lo que tampoco este hecho amerita la sanción de destitución sino otra menor que corresponde aplicar al Poder Judicial; Décimo Séptimo.- Que, por lo tanto, en el caso que nos ocupa, no se aprecia que exista medio probatorio que produzca certeza que la falta de notificación de las pruebas de oficio a las partes procesales se debió a una parcialización del procesado hacia el querellante, sino más bien a un descuido de fiscalizar la labor del secretario del juzgado, hecho que amerita otro tipo de sanción que sea proporcional a la falta cometida, asimismo, tampoco ha surgido algún elemento de juicio que induzca a considerar que hubiera existido en el comportamiento del procesado alguna intencionalidad para perjudicar a las querelladas, evidenciándose más bien falta de control por parte del procesado en su personal, por lo que mi voto es por que respecto al cuarto cargo imputado se absuelva al doctor Alfredo Vladimir Catacora Acevedo, debiendo archivarse el proceso en dicho extremo y; en lo que respecta al segundo, tercer, quinto y sexto cargos imputados, en virtud de los principios de razonabilidad y proporcionalidad, debería

devolverse los actuados al Presidente de la Corte Suprema de Justicia de la República a fin de que la Oficina de Control de la Magistratura del Poder Judicial le imponga al doctor Alfredo Vladimir Catacora Acevedo, la medida disciplinaria pertinente, por su actuación como Juez del Décimo Primer Juzgado Especializado en lo Penal de Lima. EDMUNDO PELAEZ BARDALES Siendo el voto de los señores Consejeros Francisco Delgado de la Flor Badaracco y Efraín Anaya Cárdenas el siguiente: Que, respecto al cargo de haber mantenido bajo su directa esfera de dominio el citado proceso penal, cuando actuó recabando pruebas de oficio y sin notificar a las partes, cabe señalar que el artículo 49 del Código de Procedimientos Penales señala que "El Juez instructor es el director de la instrucción. Le corresponde como tal la iniciativa en la organización y desarrollo de ella", por lo que si bien el procesado ha tenido bajo su esfera de dominio el expediente, de conformidad con lo expuesto por el secretario del Juzgado Nelson Guillermo Yampufe, puesto que después que el expediente quedó expedito para resolver, hasta la emisión de la sentencia el mismo estuvo en el despacho del procesado, no existe a lo largo de todo el proceso indicio que acredite que el procesado ha negado el acceso al expediente a las partes procesales, ni ha ocultado el expediente de las mismas, por lo que nuestro voto es por que se absuelva al doctor Alfredo Vladimir Catacora Acevedo del presente cargo imputado, por no haberse acreditado su responsabilidad en el mismo, debiendo archivarse el proceso en este extremo y dar por concluido el proceso disciplinario. FRANCISCO DELGADO DE LA FLOR EFRAIN ANAYA CARDENAS

438368-1

Devuelven actuados al Presidente de la Corte Suprema de Justicia a fin de que la Oficina de Control de la Magistratura del Poder Judicial imponga a magistrado la medida disciplinaria correspondiente, por su actuación como Juez del Décimo Primer Juzgado Especializado en lo Penal de Lima
RESOLUCIÓN DEL CONSEJO NACIONAL DE LA MAGISTRATURA Nº 238-2009-PCNM P.D Nº 035-2007-CNM
San Isidro, 11 de diciembre de 2009 VISTO; El recurso de reconsideración interpuesto por el doctor Alfredo Vladimir Catacora Acevedo contra la Resolución Nº 037-2009-PCNM; y, CONSIDERANDO: Primero.- Que, por Resolución Nº 131-2007-PCNM, el Consejo Nacional de la Magistratura abrió proceso disciplinario al doctor Alfredo Vladimir Catacora Acevedo por su actuación como Juez del Décimo Primer Juzgado Especializado en lo Penal de Lima; Segundo.- Que, por Resolución Nº 037-2009-PCNM, el Consejo Nacional de la Magistratura absolvió al doctor Alfredo Vladimir Catacora Acevedo por el cargo imputado en el literal A, imponiéndole la sanción de destitución por los cargos imputados en los literales B), C), D), E) y F) que son los siguientes: B) Haber dirigido y tramitado el proceso de querella hasta la expedición de la sentencia, vulnerando sistemáticamente el debido proceso - derecho de defensa del tercero civilmente responsable - Ediciones Peisa SAC,